Regímenes fiscales

La guía completa de los tipos de regímenes fiscales en México

Sabemos que es crucial entender los diferentes tipos de régimen fiscal en México. Sobre todo para personas o negocios que buscan tener todo al día.

Pero, ¿qué pasaría si te digo que los regímenes fiscales tienen sus laberintos?

Nadie quiere malinterpretar las obligaciones fiscales ni, mucho menos, enfrentar multas por no hacer las cosas bien. Y con tantos detalles, puede ser fácil perderse.

Aunque, con astucia y entendimiento, puedes navegar todos estos requisitos sin mayores preguntas sin problemas.

Queremos echarte una mano con nuestra guía sobre los regímenes fiscales en México. Sigue leyendo para que leas los más relevante de datos de regímenes fiscales y consejos para que todo vaya sobre ruedas.

Empecemos con lo básico.

Régimen fiscal ¿Qué es?

Un régimen fiscal se refiere al conjunto de reglas y leyes que determinan cómo una persona o empresa debe pagar sus asociaciones de impuestos en México. Cuando te inscribes ante el Servicio de Administración Tributaria, o SAT, es cuando defines tu régimen.

Entender bien un régimen fiscal facilita mucho su elección. Es como buscar un grupo donde las personas tengan hábitos y características parecidos a los tuyos.

Los diferentes tipos de regímenes fiscales consideran factores como tus ingresos mensuales y anuales, las actividades que llevas a cabo y tus gastos habituales. Tienes que considerar elegir un régimen fiscal si:

Vas a facturar en tu negocio: Antes de meterte de lleno a facturar, es bueno saber qué régimen fiscal te conviene. No querras toparte con sorpresas más adelante

Saltando a la era digital: ¿Te lanzas a Rappi o Uber? Hay un régimen fiscal sólo para eso. Sí, en serio.

Dándole un giro a tu negocio: Si estás cambiando el juego, creciendo o incluso metiéndote en algo nuevo, tal vez tu régimen fiscal también tenga que cambiar o tengas que añadir uno neuvo

Buscando reducir esos pagos al SAT: Todos queremos optimizar el código fiscal. Si estás buscando cómo ahorrarte unos pesos en impuestos, saber de regímenes es clave.

Contratando a tu equipo soñado: Si estás sumando gente a tu proyecto, más vale que sepas del régimen de Sueldos y Salarios.

Tipos de régimen fiscal

Los regímenes fiscales pueden ser imaginados como una variedad en un menú: cada régimen fiscal tiene su propósito y beneficia a diferentes contribuyentes de acuerdo con sus actividades e ingresos.

Los tipos de régimen fiscal para personas físicas que te permiten facturar en México son:

  1. Régimen Simplificado de Confianza (RESICO)
  2. Régimen de Actividades Empresariales con ingresos a través de Plataformas Tecnológicas
  3. Persona física con actividad empresarial y profesional
  4. Régimen de arrendamiento
  5. Intereses
  6. Obtención de premios
  7. Demás ingresos
  8. Dividendos
  9. Régimen de incorporación fiscal

Existen dos regímenes fiscales con una mención honorífica en esta lista.

Primero, el régimen fiscal de sueldos y salarios e ingresos asimilados a salarios aplica para personas que son empleados en una empresa. Con este régimen, aunque no puedes hacer facturas, sí puedes recibir facturas de tus gastos que te sirven, por ejemplo, en una declaración anual

Y por último, el régimen de incorporación fiscal, aunque aún existe y miles de personas aún lo tienen, ya no es posible registrarse en el desde el 2022.

Del otro lado, las personas físicas y morales solo tienen dos tipos de regímenes fiscales y ambos te permiten facturar:

  1. Régimen Simplificado de Confianza (RESICO)
  2. Régimen general de ley de personas morales

Por default, entre estos dos tipos de regímenes, RESICO es el que es asignado si creas una empresa (persona moral) y no eres socio en ninguna otra empresa.


Plataformas Tecnológicas

Introducido en 2020 por el SAT, este régimen está diseñado para individuos que ofrecen sus servicios a través de plataformas digitales como repartidores, conductores o quienes rentan propiedades mediante plataformas como Rappi, Uber, Airbnb o Didi.

Régimen Simplificado de Confianza (RESICO)

Surgido en 2022, RESICO busca beneficiar a quienes tienen ingresos menores al establecer tasas de ISR de entre el 1% y 2.5%, las más bajas en comparación con otros regímenes y otras obligaciones fiscales.

Régimen de Arrendamiento

Es el régimen definido por el SAT para personas físicas que generan ingresos mediante el arrendamiento de bienes inmueble, como departamentos, edificios, bodegas o casas.

Régimen de actividades empresariales y profesionales

Es el predilecto del ejercicio del emprendimiento en México. Desde dueños de restaurantes hasta profesionales independientes, este régimen no tiene límite de ingresos y es ideal para quienes operan sin socios.

RESICO comenzó a competir contra este régimen fiscal, pero existen diferencias, sobre todo en la parte de ingresos, que te ayudan a elegir entre uno y el otro, siendo el régimen de actividades empresariales el que permite tener más ingresos.

Y no olvidemos otros regímenes menos comunes, pero igualmente importantes, como Enajenación de bienes, Demás ingresos, Dividendos, Intereses y Obtención de premios. Aunque no son tan populares debido a su especificidad y en la mayoría de las veces no son aplicables, también son opciones que podrías considerar según tus actividades e ingresos.

¿Cuantos regímenes fiscales puede tener una persona en México?

Con tantos tipos de régimen fiscal, es posible que una persona pueda estar en más de un régimen al mismo tiempo, pero ojo, no todos combinan bien entre sí.

Por ejemplo, si tienes tus servicios o productos y también trabajas para alguien más, podrías estar en el régimen de "actividades empresariales con ingresos" y al mismo tiempo en el de "Sueldos y Salarios".

Pero si además manejas para Uber y te registras en el régimen de Plataformas Tecnológicas, es vital saber cómo todo eso juega junto en tu panorama de impuestos. O si eres socio de una empresa, no puedes ser parte de RESICO como persona física.

Lo importante es estar bien informado. Y si sientes que te has perdido información, no está de más echar mano de un despacho contable o incluso algún amigo o de personas que sepan del tema.

La regla de oro es: no es solo sobre cuántos regímenes puedes tener, sino cómo funcionan juntos y los costos que estos conllevan.

¿Qué requisitos necesito para inscribirme en un régimen fiscal?

Mucho ojo con la diferencia entre inscripción en un régimen fiscal y los requisitos para comenzar a facturar. Inscribirte en un régimen fiscal es más fácil ya que puedes obtener casi todos los requisitos en línea.

Para inscribirte a un régimen fiscal solo necesitas tener acceso a la página del SAT, lo cuál requiere tener tu contraseña SAT (antes CIEC) o tu eFirma.

Ambas credenciales de acceso toman en cuenta que ya cuentas con un RFC.

¿Conoces Guatson? Cambia hoy de contador

Continua leyendo