¿Qué gastos puedo facturar para devolución de impuestos?

Si estas iniciando a emprender, y te estas preguntando cómo ahorrar en impuestos, una de las primeras cosas que tienes que saber es entender cómo funcionan los gastos para devolución de impuestos.

En palabras menos formales, es indispensable saber en donde gastas tu dinero para poder llevar a cabo tu negocio. Por ejemplo, si pagas más electricidad para poder utilizar una maquina o si tienes que tener una velocidad de internet más alta y por lo tanto tu plan de internet es más caro que el de una casa normal.

Estos gastos se consideran para las declaraciones de impuestos mensuales y anuales, y son muy importantes para poder deducir y tener una devolución de impuestos.

Facturar gastos. ¿Qué significa hacer esto?

Facturar gastos significa que una compra o pago que hayas efectuado esta relacionada con una factura electrónica. Una factura electrónica, o conocida formalmente como Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), se vincula automáticamente con el SAT y ocasiona que automáticamente tu ya puedas contar con el gasto dentro del SAT.

La deducción de impuestos es una forma completamente legal para ahorrar en el pago de impuestos. Es una facilidad del SAT que consiste en el reembolso o la devolución de los impuestos que hayas pagado de más.

Esto quiere decir que cuando tienes que declarar impuestos, mensual o anualmente, estos gastos, dependiendo de qué sean, pueden ser devueltos para hacer una deducción de impuestos. Esto consistente principalmente en restar ciertos gastos personales sobre los que se aplica el impuesto del ISR.

¿Qué son los gastos deducibles?

Los gastos deducibles son todos los pagos que hayas hecho durante un mes o año que están autorizados por el SAT para ser descontados de tus impuestos.

Ya sea que trabajes por cuenta propia o para otra persona, los gastos deducibles son pagos que haces todos los días para poder llevar a cabo tu trabajo o bien, algunos de ellos pueden ser personales e indispensables para poder vivir.

¿Qué gastos son deducibles y cuáles no?

No puede y no debe de existir una lista de gastos que son deducibles debido a que estos varían de acuerdo a las actividades que realiza una persona profesionalmente, o bien, lo que realiza una empresa.

Sin embargo, entre los gastos más comunes que puedes facturar personales y deducibles se encuentran:

  • Gastos médicos
  • Transporte
  • Educación
  • Gastos de oficina
  • Funerarios
  • Donaciones

Los gastos personales solamente los puedes deducir en una declaración anual.

Los gastos más comunes para poder operar en tu negocio que son deducibles incluyen:

  • Pago de sueldos. Cuotas que pagues como patrón al IMSS
  • Pago de arrendamiento del local que utilices, así como su luz y teléfono
  • Tu computadora o laptop
  • Tu transporte
  • Despensas de oficina cómo agua y café
  • Viáticos (viajes de negocio)

¿Para deducir un gasto de que forma debe pagarse?

Para deducir un gasto debe pagarse mediante cheque, transferencia electrónica, tarjeta de crédito o débito. Si un pago es realizado en efectivo, para deducirse no deberá ser mayor a $2.000 pesos (puedes ver esto en el artículo 147, en la sección de requisito de las deducciones).

Existen ciertos requisitos que se tienen que cumplir para poder deducir:

  • La compra tiene que estar vinculada a una factura timbrada (lee qué es una factura aquí)
  • Los gastos deben de ser pagados en el mismo año en que lo vas a declarar
  • La gasolina no se puede pagar en efectivo. Sólo con tarjeta o transferencia.

Los gastos en efectivo no pueden ser deducibles si son mayores a 2,000 pesos.

¿Es deducible un gasto sin comprobante de pago?

La mayoría de las veces no es deducible un gasto que no esta relacionada a una factura timbrada.

Sin embargo, existen algunos gastos deducibles que no necesitan ser facturados pero que implica tener que explicar las diferencias directamente con el SAT en caso de que sea solicitado y esto puede generar costos tanto de tiempo como de asesoría fiscal.

Es mejor siempre facturar y solicitar el tipo de comprobante ya que de esta forma ahorras dinero en impuestos. Las personas que no te dan factura no están ayudando prácticamente a que puedas pagar menos, contrario a la creencia de que están ahorrando dinero.

¿Qué gastos se pueden facturar para la devolución de impuestos?

Existe una variedad de gastos que puedes facturar para la devolución de impuestos. Estos se pueden concentrar en gastos de tu negocio y gastos personales pero es importante que sepas que no se limitan a ellos.

Gastos de tu negocio

Pueden ser el pago de internet, la renta de tu oficina, la compra de computadora, de mouse, de audífonos o de suscripciones que te ayuden a llevar a cabo tu trabajo. El pago de nómina si tienes empleados.

La pregunta más importante que debes de hacer es: ¿Qué gastos o pagos que realizo son indispensables para llevar a cabo las actividades que me generan ganar dinero? Esos gastos son muy probablemente los que tienes que facturar.

Gastos de educación

Colegiaturas en instituciones educativas privadas con validez oficial de estudios, con un límite anual de deducción:

  • Preescolar: límite 14,200 pesos
  • Primaria: límite 12,900 pesos
  • Secundaria: límite 19,900 pesos
  • Profesional técnico: límite 17,100 pesos
  • Bachillerato o su equivalente: límite 24,500 pesos
  • Transporte escolar, si es obligatorio

Otros gastos que puedes facturar para devolución de impuestos

Puedes facturar también:

  • Gastos funerarios de cónyuge o familiares directos
  • Intereses por créditos hipotecarios, destinados al mejoramiento de tu casa
  • Donativos a sitios autorizados. Este momento no debe exceder el 7% de los ingresos acumulables


Ejemplo de gastos deducibles  

Este es un ejemplo de cómo deducir gastos:

Rino decidió hacer su declaración anual con Nobe para tener oportunidad de deducir sus gastos personales y obtener un reembolso  de sus impuestos

Sus gastos deducibles sumaron $20 mil pesos durante el año, cantidad que se restó a su ingreso anual, pasando de $240 mil a $220mil pesos.

Al aplicarse los cálculos para la devolución de impuestos, su impuesto anual resultó en $31.471 pesos, dejándola con un excedente de $4272 pesos que fue su saldo a favor, el cual recibió en su cuenta a los 40 días de haber realizado su declaración.

¿Contador de confianza?

Contador gratis desde hoy

Continuar aprendiendo

Empieza a facturar desde hoy

Empezar es sencillo. Solo crea una cuenta, elige lo que necesitas y empieza a emprender.
Usamos cookies para mejorar nuestro sitio web y así poder brindarte una mejor experiencia.